________________________________________ El Gran Gatsby | Film Magazine Digital

El Gran Gatsby

Blog

Volvemos de nuevo, pero esta vez para retomar la que sí iba a ser la primera entrada del blog (pero ya sabéis que Meryl… ¡es mucha Meryl!). EL GRAN GATSBY. Nueva versión de la obra homónima de F. Scott Fitzgerald, publicada en 1925 y que, de nuevo, llega a la gran pantalla plagada de grandes actores para protagonizarla. Dejando atrás al magnífico Robert Redford, Leonardo DiCaprio toma las riendas y da vida esta vez al señor Gatsby. Pero, ¿quién es el señor Gatsby? ¿De dónde viene?

el_gran_gatsby_4608_511x

Lo que sí podemos asegurar es que su riqueza no deja indiferente a nadie, ni en la América de los años 20, ni ahora. Fiestas inimaginables le hacen famoso en la vorágine de la sociedad neoyorkina de los años 20, pero realmente casi nadie sabe quién es. Y yo, personalmente, hay escenas de la película en las que tampoco querría saberlo. No soy una entendida en vestimenta masculina, eso lo dejo para otros más entendidos que yo, pero ese traje ROSA ¡no hay quien se lo pase! Y no porque a mí no me entusiasme el rosa palo, sino porque es horrible. Por suerte podemos decir que es el único patinazo en vestuario de este personaje. Trajes de chaqueta de diversos colores son la base de su vestimenta.

Leonardo diCaprio, Tobey Maguire y Carey Mulligan en el rodaje de The great Gatsby en SidneyThe_Great_Gatsby_Vanity_Fair_02

Por otro lado, la joven y hermosa Daisy es en sí misma el reflejo de la alta sociedad de la época. En la carne de Carey Mulligan, la señorita Buchanan “es una mujer que aún se está definiendo a sí misma”, según palabras de la encargada de vestuario del film, Catherine Martin, quien encontró sus propias dificultades al diseñar este vestuario en particular. “Y es muy vivaz y atractiva. Es como estar en un cuarto con una campanilla que suena. Es divertida y tiene todo el estilo. Carey Mulligan le da una perspectiva mucho más complicada al personaje y tuve que hacer mi mejor esfuerzo para llenar esos zapatos”.

Millones de dólares gastados en joyas de Tiffany’s (el sueño de nuestra adorada Audrey, sin dudas) y en vestidos de Prada y otras firmas de alta costura dan lugar a la impresionante figura de este personaje.

leonardo2      el-gran-gatsby-ella_full

el-gran-gatsby-2

Pese a que me ahorro mi opinión sobre la película y su argumento (ya lo hice en su momento en la crítica http://www.filmmagazinedigital.com/2013/05/17/el-gran-gatsby/) a nivel visual es un alarde de majestuosidad y glamour en un momento de la historia de América en la que la moral se encontraba atenuada, el jazz estaba empezando a resurgir y el país se veía sumido en una fiesta sin fin. El día se juntaba con la noche y la noche con el día, el alcohol corría sin cesar tras una época de ausencia.

Caleidoscópica. Si hay que buscar alguna palabra para describir la gran variedad de colores, brillos y figuras que se encuentran en las diferentes escenas de esta película, sin dudar sería esa. Caleidoscópica.

foto-el-gran-gatsby-2012-7-069    safe_image

 

jkbnladbn

Antes de despedirme, no quiero irme sin dejarte una imagen que sorprende, cuanto menos. El gran Gatsby “en números”:

leonumeros

Desde luego, si quieres sumergirte en el océano de los años 20 en Nueva York y Long Island, y perderte entre joyas y brillantes, ésta es tu película. Espero que te haya gustado, y ¡nos vemos la semana que viene!