________________________________________ Entrevista: AIDA FOLCH | Film Magazine Digital

Entrevista: AIDA FOLCH

aida_folch_el-artista-y-la-modeloHoy estrenamos una nueva sección, una sección donde intentaremos conocer a los artistas que más nos ilusionan con nuestras películas favoritas, tanto a actores y actrices, como a directores y directoras.

En nuestro estreno en la sección de “Entrevistas”, la actriz Aida Folch es nuestra ‘Madrina’. Una de las actrices jóvenes y más deslumbrantes del panorama cinematográfico español.  La actriz acaba de ser nominada al Goya a la Mejor Interpretación Femenina Protagonista por su papel en “El artista y la modelo” del director Fernando Trueba. Aida se sincera con nosotros como si fuéramos conocidos de siempre. Un ejemplo de honradez y sinceridad que desde aquí se lo agradecemos, pero de Aida destacamos (a parte de su trabajo) su sencillez, cercanía, amabilidad y dulzura.

Eduardo M. – Lo primero queríamos felicitarte por tu reciente nominación al Goya como Mejor Interpretación Femenina Protagonista.

Aida Folch – “Muchas gracias, estoy muy contenta. Es un ‘premiazo’ estar nominada y más aún con las actrices con las que estoy, y sobre todo por la película en la que he trabajado (“El artista y la modelo”)”.

E.M – Cómo te definirías como actriz…?

A.F- ¿Definirme como actriz? Menuda tarea complicada (risas). Yo creo que eso deberían decirlo los demás, pero lo que sí puedo decir es que soy trabajadora, amo mi trabajo y lo único que intento es hacerlo cada día mejor. Pero…(suspira) es que es muy complicado, como cuando te piden que te definas en cuatro adjetivos, y eso es imposible, porque soy todo lo bueno y todo lo malo, yo intento siempre trabajar, hacerlo bien y disfrutar de todo. Es que a veces no sé ni quién soy yo (risas).

E.M – De pequeña… ¿en quién te fijabas como actor/actriz?

A.F- Digamos que en mi casa no hemos sido de ver mucho cine, mi familia no me llevaba mucho al cine pero bueno, cuando veíamos algo no me fijaba así mucho en nadie en especial, pero una vez que me iba haciendo más mayor pues me fijaba en muchas actrices y sobre todo porque me gustan como actuaban, actrices como Kate Winslet, Naomi Watts, Pénelope Cruz, Maribel Verdú…Y cada vez que hago una película con un actor siempre trato de aprender, de cómo lo hacen, de cuáles son sus métodos para interpretar y trato de aprender de ellos.

E.M – En tus primeros años como actriz, tuviste que compaginar tu pasión por la interpretación y tu deber con los estudios ¿cómo lo llevabas? ¿Aún sigues tomando clases?

A.F- Pues al principio bien porque hice “El embrujo de Shangai” en un verano y entonces no tenía colegio, pero después se complicó la cosa porque a los dos meses de terminar el rodaje comencé a rodar “Los lunes al sol”. Ya era noviembre y yo tenía 15 años, tenía exámenes…y fue difícil. Y a partir de allí iba a hacer otra película, y después otra, además a ello hay que sumarle que al ser menor de edad tenía que trabajar media jornada, y todo esto mezclado con los exámenes. La verdad es que pasaba bastante, sinceramente, porque lo que más me importaba era el cine. Así es que un día al llegar a bachillerato decidí cortar por lo sano e irme a Madrid a estudiar arte dramático que era lo que realmente me gustaba.

E.M – Tus dos primeras películas fueron “El embrujo de Shangai” de Fernando Trueba y “Los lunes al sol” de Fernando León de Aranoa con 8 Goyas entre ambas; pero esta es tu primera nominación a tu trabajo como actriz ¿Cómo reaccionaste cuando Antonio de la Torre leyó tu nombre? ¿Te esperabas la nominación?

A.F- ¡Ay!¡Qué nervios! (risas) Ya ni me acordaba quién lo dijo, si fue Antonio (de la Torre) o si era Elena (Anaya) fue todo tan confuso y tan rápido que no di crédito. Yo lo estaba viendo en directo, en casa, y estaba… pues de los nervios porque empezaron a nombrar a mucha gente del equipo de “El artista y la modelo”, estaban saliendo todas las candidaturas y bueno, estaba muy nerviosa, y cuando dijeron mi nombre, empecé a gritar como una loca (risas) y te lo puedes imaginar, muy feliz y muy contenta porque nunca me lo hubiera imaginado, ya que son los propios compañeros los que han elegido mi trabajo, y tengo que estar muy agradecida por éste regalo que me han hecho.

aidafolch-300x199

Aída Folch

E.M – Con tu último trabajo “El artista y la modelo” (por la que has sido nominada) has vuelto a trabajar con Fernando Trueba 12 años después, y ya eres una actriz más elaborada y adulta ¿Cómo fue el estar de nuevo a sus órdenes?

A.F- Pues mucho mejor que por aquel entonces porque ahora ya tengo una edad, tengo 26 años, soy más madura, tanto como persona y como actriz: he hecho teatro, cine, televisión, y con el tiempo creo que he ido madurando y creciendo, y con el paso del tiempo he podido entender las cosas que me iba pidiendo Fernando (Trueba) y no como cuando tenía 14 años que era mi primera película. Ha sido, en verdad, un redescubrimiento para nosotros porque no sabía el con quién se encontraría ni yo sabía con quién me encontraría yo, nuestra relación es totalmente distinta ahora, por lo tanto mucho mejor porque podemos hablar de adulto a adulto, tener conversaciones de cualquier tipo.

E.M – Son muchos nombres conocidos y queridos (por mucha gente) con los que has trabajado (Trueba, Javier Bardem, Fernando Fernán-Gómez, Luis Tosar, Cayetana Guillén Cuervo, Ariadna Gil, Jorge Sanz, Antonio Resines…) ¿Con cuál te quedarías? ¿De quién aprendiste más?

A.F- Admiro muchísimo a muchas personas y actores con los que he trabajado, la verdad es que ha sido una suerte el pasar tanto tiempo con ellos trabajando, pero a quien admiro muchísimo como actor es a Javier Bardem, porque me parece uno de los mejores del cine mundial, me parece que es un actor como la copa de un pino, y te digo más, si ahora mismo volviera a tener la posibilidad de volver a repetir el rodaje de “Los lunes al sol” no desperdiciaría ni un segundo de aprendizaje a su lado.

E. M- De tus trabajos realizados ¿cuál destacarías? ¿Cuál significó más para ti?

A.F- De mi primera película (“El embrujo de Shangai”) me quedo con lo especial que fue para mí, desde la inocencia sobre todo. Pero cuando una empieza no entiende muy bien lo que está pasando a su alrededor. Ahora que soy más madura, soy capaz de disfrutar de todo, desde la conciencia y no desde la ilusión, pero este trabajo, “El artista y la modelo”, ha sido el más importante hasta ahora, porque he estado con esta película desde hace 6 años preparándomela, sin quitármela de la cabeza, aprendiendo un idioma, y entonces, al ser algo que ha estado tanto tiempo en mi vida ha cobrado mucha importancia para mí.

E.M – ¿En estos momentos te encuentras trabajando en algún proyecto?

A.F- Pues acabo de terminar de rodar una película, que es una ópera prima que se llama “El amor no es lo que era” de Gabi Ochoa. Son tres historias de amor en generaciones distintas, una película muy distinta a las que hasta he hecho yo. Es una película de amor y además es fresca…Y me ha encantado trabajar con Alberto San Juan, Blanca Romero, Petra Martínez, Carlos Álvarez-Novoa, José Coronado. Es una suerte la verdad y es impresionante, rodearte de gente con tanta experiencia.

E.M – ¿Con quién te gustaría trabajar? Así…como un sueño.

A.F- ¿Cómo un sueño? (Suspira y se ríe), pues con muchísima gente la verdad, pero es que ahora mismo estoy “loca” por Ryan Gosling (risas), es uno de los actores que más me gusta, y bueno, así como actrices jóvenes, y españolas, que hay me encantan mucho, como Verónica Echegui, Adriana Ugarte, Carey Mulligan. ¡Jo, es que hay un montón que me encantan!. Es que me encantaría trabajar con muchos, con Sean Penn…pero bueno (soñadora) no sé si algún podrá pasar pero…¡hay que soñar!, como se suele decir.

E.M – Vamos a hablar un poco de tu papel en “El Artista y la Modelo”. ¿cómo te preparaste el papel de “Mercè”?

A.F- Pues, como ya te he contado antes, estuve 6 años con el proyecto, no vi el guión hasta 4 años antes de rodar. Lo primero de todo, Fernando me dijo que estaba pensando en mi para un papel y que era en francés y me preguntó si lo hablaba, y yo le dije que no. Así es que, lo primero que hice fue trasladarme al sur de Francia (porque él [Fernando Trueba]) quería que tuviera un acento de pueblo y no de ciudad como pudiera ser el parisino.

Así es que lo que hice fue irme a vivir allí y hacer mi vida en ese pueblecito, desde ir a comprar el pan, hablar con los vecinos, ir a aidafolch1tomar algo…aprender a moverme por el mundo. Una vez que ya tenía un acento más o menos ‘decente’ llamé a Fernando, hablando en francés y le dije: “Fernando, soy Aída (él, al principio, no me reconocía porque nunca le dije que me iba a aprender francés a Francia), estoy preparada para rodar la película”. Entonces fue cuando él me dio el guión y bueno, se pasó el guión dos semanas encima de la mesa porque me daba miedo, no sabía que me encontraría, sí me gustaría o no…es que había cambiado mi vida por esto, y lo tenía delante y me entraba el pánico. Fernando me llamaba todos los días por teléfono y yo no se lo cogía, y es que no me había leído el guión (risas), pero luego se lo conté y se mondó de la risa.

La verdad es que me parece un guión muy especial, jamás había leído un guión como éste, porque sobre todo, la primera vez que lo lees parece que no pasa nada, pero es el guión que más veces me he leído nunca antes de empezar la película, y cada vez que lo leía encontraba matices por todos los sitios, tantas cosas que estaban escritas y otras tantas (o más) que no lo estaban, un trabajo muy bonito la verdad.

E.M – En una entrevista dijiste: “en mi vida privada soy más pudorosa, pero cuando se trata de interpretar lo dejo todo atrás”, supongo que eso es lo que identifica a una buena actriz.

A.F- Trabajé mucho con el tema de mi cuerpo, el estar desnudo a uno impone mucho, yo tenía mucho pudor, además Fernando nunca me había visto, yo pensé que lo mismo no le gustaba lo que veía. Muchos miedos la verdad, así que lo que hice fue trabajar mucho en este tema: irme a playas nudistas, posar para escultores de verdad, en definitiva sentirme como una modelo y trabajar en ello, y uno cuenta también con la época en la que está ambientada la película.

Por supuesto, en el cine he hecho muchísimas cosas que jamás hubiera hecho, y bueno una acaba aprendiendo de todo. Ahora he vivido esta experiencia y he descubierto que un cuerpo es un cuerpo y que todos tenemos uno y que no pasa nada, lo bonito de este papel es hacerlo así. Además, yo confiaba muchísimo en la estética de Fernando.

E.M – Cómo fue trabajar con Jean Rochefort (un actor tan reconocido en Francia y que también fue nominado al Goya a la Mejor Interpretación masculina protagonista)?

A.F- Ha sido increíble, ha sido fantástico, lo admiro muchísimo…he visto muchísimas películas suyas. Me parece un actor muy bueno, muy especial…muy reconocido. La verdad es que tenía un poco de miedo de a ver cómo me iba a llevar con él, porque el centro de la película estaba entre nosotros dos, y era muy importante tener una buena relación, tener mucha química, además, a Fernando no le gusta mucho ensayar, y Jean y yo nos conocimos dos días antes de empezar a rodar la película. Pero es un actor genial, tiene tanta generosidad, tan buena persona…es tan ingenioso y además disfruta de su trabajo, y a mí me ha contagiado esas ganas de trabajar y mucha ilusión. Hemos tenido una química excepcional, y jamás pensé que un actor de una generación como la suya, con unos métodos tan diferentes, tanto a la hora de actuar como a la de rodar sería así, pero nos hemos entendido muy bien. Y es que al fin y al cabo estábamos jugando, porque nuestro trabajo es un juego y de repente somos dos niños jugando y disfrutando. Tener a alguien como él trabajando junto a mí, me ha facilitado mucho el trabajo y sobre todo he aprendido muchísimo de él.

 E.M Pues hablando de juegos, te propongo jugar a un juego.

A.F- ¡Ay qué miedo! (risas)

E.M- Tranquila, vamos a llamarlo “1,2,3 Responda otra vez” (original el nombre). Nosotros te decimos una palabra y tu respondes con lo primero que se te pase por la cabeza.

E.M – Una película

A.F- Dirty Dancing.

E.M – Un actor

A.F- Ryan Gosling.

E.M – Una actriz

A.F- Carey Mulligan.

E.M – Un director

A.F- Los hermanos Bardem.

E.M – Cine o teatro

A.F- Cine.

E.M – Sgae

A.F- Robo.

E.M – Si te llamara ahora mismo Steven Spielberg ¿qué le dirías?

A.F- Sí, quiero.

E.M – Un hobby

A.F- Fotografía.

E.M – Tu mayor fan

A.F-¡Mi tía Quimi!

E.M – Personaje de libro que te gustaría interpretar en el cine

A.I- “La contadora de películas”

E.M Muchas gracias Aída por tu tiempo y por regalarnos esta oportunidad de conocerte más y mejor. Te deseamos lo mejor para las nominaciones en los Goya y sobre todo para tu carrera y tu vida. 

A.F- Muchas gracias a vosotros por esta entrevista, me lo he pasado muy bien, y un saludo enorme para los lectores de Film Magazine Digital

Desde que tengo uso de razón siempre me ha maravillado el mundo del cine y de la comunicación. La mezcla de ambos hobbies ha dado como resultado Film Magazine Digital. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos,